EL MÁS GRANDE
Nació en Concepción (Argentina) el 9 de junio de 1973, obtuvo la nacionalidad colombiana en 2004. El 26 de Enero de 1996 con 22 años, luego de un largo viaje desde Concepción Tucumán Argentina hasta Manizales y habiendo dejado por primera vez mi familia, llegue a Colombia con la ilusión y el sueño de triunfar en el Futbol Profesional de este país.

 

Me esperaban en el aeropuerto ese día con la idea de que llegara a entrenar. Estaba cansado del viaje, pero las ganas de comenzar mi historia fueron mas fuertes, llegue al Palogrande y tuve mi primer contacto con mis nuevos compañeros, cuerpo técnico y con muchos hinchas y periodistas que querían conocer al nuevo jugador del equipo, que era desconocido para todos. La primera impresión que se llevaron no fue muy alentadora, dado que no tenía las características naturales de un centro delantero goleador. Desde ese momento sentí que tendría que esforzarme al máximo día a día para demostrar mis cualidades y capacidades.

 

No fue fácil, llegue cuando el campeonato ya estaba en marcha y a eso había que sumarle mi inexperiencia a este nivel, además de muchos otros cambios en mi adaptación diaria. Debuté a los dos días de mi llegada, entrando 50’ minutos, en un partido contra Santa Fe, por una lesión de Alonso Alcíbar. Esos primeros cinco meses jugué algunos partidos como titular y otros como alternativa, marcando 7 goles.

 

MI PRIMER GOL

Fue la tarde del 3 de marzo frente al Deportivo Pereira al minuto 28’ del primer tiempo al arquero José Fernando Castañeda. Pocos minutos después anotaría el segundo. Aquella tarde, el Caldas venció a Pereira por 5-1, anotó dos goles y Hernán Torres tapo dos penales al “Vallenato” Hugo Arrieta. Luego le anotó al Huila, nuevamente a Santa Fe, al Cali el 6 de junio en el triunfo 4-2 anota en 3 oportunidades, pasan donde no vuelve a convertir hasta el 24 de noviembre que anota el gol de la honrilla ante Junior (3-1).

 

Luego del receso de mitad de año llegue de mis vacaciones y me informaron que el técnico no contaría conmigo para el resto de la campaña. Convencido de mis condiciones y apoyado en mi fortaleza mental y espiritual decidí quedarme, tuve paciencia, persistencia y hasta resistencia, ya que mi participación con el equipo fue muy escasa y hasta me enferme debido al estrés que estaba viviendo. Llego fin de año con la incertidumbre angustia de no haber colmado mis expectativas. Sabía que estaba expuesto a mi salida del club. Al no recibir ninguna comunicación oficial de parte de las directivas del equipo, decidí quedarme y me presente en enero a entrenar. Me informaron que ya no podía hacerlo, ya que no hacia parte del mismo, a lo que yo respondí que lo iba hacer aparte hasta que me definieran mi situación, transcurrieron 7 días en los cuales entrene solo, viendo a pocos metros a todos mis compañeros trabajando.

 

El torneo se reanudaba el domingo 12 de enero, el jueves anterior, me llaman y me dicen: vas a entrenar con el equipo, lo que para mi fue una gran sorpresa y significo una inmensa alegría, y aun más, cuando en la practica de futbol hacia parte del equipo titular, al día siguiente entreno de nuevo con el grupo que iba a jugar el próximo partido, al termino de este entrenamiento pregunto ¿por lo que veo jugaré el domingo?, a lo que me respondieron que si. (Como el campeonato continuaba y yo había jugado en diciembre algunos minutos, podía hacerlo hasta febrero.). Llego el día esperado, sabía que era mi última y mi gran oportunidad de querer quedarme para siempre, y así fue, jugamos contra Cúcuta deportivo y marque no solo 1, ni dos, ni tres, sino 5 goles en esa tarde inolvidable que hicieron que mi historia cambiara de rumbo.

 

Al término del juego el presidente del club me dice: pasa mañana a mi oficina, porque vamos a hacer uso de la opción de compra de tus derechos económicos. Ahora estaba solo en mí demostrar que lo que había pasado en ese partido no era casualidad ni suerte, sino que era la suma de las ganas, las actitudes que tuve ante las dificultades y de mis capacidades. Y así lo hice.

 

El resto de la campaña con el Once Caldas está llena de éxitos. Conforma con Arrnulfo Valentierra la mejor duplta goleadora de la historia en la temporada 1996/97 (Sergio 23 y Arnulfo 33) para establecer una marca institucional con 56 goles.

 

Subcampeón en 1998, consiguiendo 29 goles, su mejor registro en una temporada. Anotó 8 goles consecutivos entre el 20 de octubre y el 18 de noviembre de 1998 frente a Santa Fe (1), Cali (1), Junior (1), Quindío (1), Magdalena (2), MiIlonarios (1) y Envigado (1).

 

En 1999 nuevamente anota 5 goles en un solo juego, esta vez a América, el 24 de abril. Logra además el “Botín de Oro con 26 anotaciones.

 

En el 2001 cumple una excelente labor logrando llegar hasta semifinales anotando 23 goles y en el Apertura del 2003 consigue por primera vez el título con el cuadro “Albo” con la dirección técnica de Luis Fernando Montoya.

 

La nómina campeona fue como sigue: Juan Carlos Henao Fernando Martínez, y Juan Carlos González (arqueros); Alexánder Botero, Edisson Cardona, Mauricio Casierra, Edgar Cataño, John Edwin García, César Augusto Hernández, Edwin Muñoz, Luis Alberto Nuñez, Samuel Vanegas (Defensas); Diego Arango, Javier Araujo, Sebastián Callejas (Argentino), Jamilson Hurtado, Raúl Sneider Marín, Rubén Darío Velásquez, John Eduis Viáfara, Alexander Pinto, Elkin Soto, Arnulfo Valentierra (Volantes); Pantaguel Caicedo, Jefrey Díaz, Sergio Galván, Camilo Hernández, Luis Eduardo Lara, Dayro Moreno. DT: Luis Fernando Montoya. Su campaña con el Once caldas se resume en 377 partidos jugados ( es el cuarto en la historia), 160 goles por liga (máximo goleador), 16 partidos por Copa Libertadores y 11 goles convertidos. En el 2004 el Once Caldas participó por primera vez de la Copa Libertadores, Sergio solo pudo actuar en la primera parte ya que fue transferido al MetroStars de la Major League Soccer donde jugo solo 20 partidos y anotó 2 goles.

 

Su último gol por liga con el cuadro “albo” lo anotó el 14 de marzo de 2004 al arquero Juan Miguel Vidal de cortulua en el partido que ganaron 2-1.

 

UN DESEADO REGRESO

Después de la pobre participación en las tierras del “Tío Sam” regresa con toda la ilusión de triunfar en las huestes verdolagas. Allí permanece durante 4 años donde gana el bi campeonato del 2007 con Oscar Quintabani y el “Botín de Oro” del Apertura 2007 con 13 goles compartido con Fredy Montero. Juega en el 2008 la Copa Libertadores 8 partidos, 2 goles. Logra por tercera vez 5 goles en un solo juego, fue el 21 de mayo de 2006 cuando le ganaron al América 6-0. Jugó 153 partidos y anotó 53 goles.

 

En el 2010 paso al América para actuar en 33 partidos y anotar 8 goles. Termino su carrera en Santa Fe en el 2011 con 23 partidos y 3 goles. El último gol de su carrera lo convirtió el 21 de mayo del 2011 al arquero del Real Cartagena en a Adrián Berbia en el triunfo 1-0 del cuadro santafereño.

 

SUS NUMEROS

De Once Caldas (1995/04, 377 partidos, 160 goles), Nacional (2006/08, 153 partidos. 53 goles), América (2010, 33 partidos, 8 goles), Santa Fe (2011, 23 partidos, 3 goles). Jugó 586 partidos, 224 goles. Actuó para Concepción de Tucumán en Argentina y Metro Stars de Estados Unidos. Copa Libertadores: Once Caldas (1999-02-04, 16 partidos, 11 goles) y Nacional (2006-08, 15 partidos, 3 goles). Jugó 31 partidos, 14 goles.

 

GUILLERMO RUIZ BONILLA